03-2020 AMBITO LABORAL. MEDIDAS URGENTES Y EXTRAORDINARIAS PARA HACER FRENTE AL IMPACTO ECONOMICO Y SOCIAL DEL COVID-19

Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo

Como consecuencia de la situación de alarma y con la expansión de la pandemia Covid-19 declarada emergencia sanitaria, el día 17 de marzo de 2020 el Gobierno ha publicado las nuevas medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

En el Capítulo II del presente Real Decreto-Ley 8/2020 se establecen las medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos, que expondremos de forma resumida:

1.-Medidas excepcionales para los ERTES:

Para ello las pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19 tendrán la consideración de fuerza mayor, incluida la declaración de estado de alarma, siempre que queden debidamente acreditadas.

  • Se establece un sistema abreviado y más ágil para la solicitud de suspensión temporal de contratos y reducción de jornada, los conocidos como ERTES, que sean de fuerza mayor. Deberán ser resueltos por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en el plazo improrrogable de 5 días. Será condición entre otras la comunicación de dicha situación a las personas trabajadoras o su representación.
  • Este sistema de solicitud abreviado solo será de aplicación para aquellos ERTES que hayan sido presentados a tramitación desde la aprobación del presente RD-ley 8/2020.
  • Se podrá también tramitar ERTES por razón de causa económica, técnica, organizativa y de producción. Para ello será necesario constituir una comisión representativa de los sindicatos más representativos del sector para la negociación del periodo de consultas en el plazo de 5 días, no superando el plazo de 7 días el periodo de consultas. La inspección de Trabajo y Seguridad Social resolverá el plazo de 7 días improrrogables desde la solicitud.

 

2.-Medidas extraordinarias en materia de cotización en relación a ERTES por fuerza mayor, siempre que sean derivadas directamente del COVID-19:

La Seguridad Social exonerará a la empresa del abono de la aportación empresarial de la cuota de cotización a la seguridad social:

  • Cuando la empresa a 29-2-2020 tuviera menos de 50 trabajadores, la exoneración será del 100%
  • Cuando la empresa a 29-2-2020 tuviera más de 50 trabajadores, la exoneración será del 75%
  • La exoneración estará condicionada al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad.

 

Dicha exoneración no tendrá efectos para la persona trabajadora, manteniéndose la consideración de dicho periodo como efectivamente cotizado a todos los efectos

3.-Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo:

El Servicio público de Empleo estatal (SEPE) reconocerá el derecho del a la prestación contributiva por desempleo a las personas trabajadoras afectadas, aunque carezcan del periodo de ocupación cotizada mínimo necesario para ello.

 

No se computará el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo por la causa expuesta.

Se prorrogarán de oficio el derecho a percibir el subsidio de desempleo en los supuestos de sujetos a la prórroga semestral del derecho.

4.-Prestación extraordinaria por cese de actividad para AUTONOMOS:

Con carácter excepcional y vigencia limitada de un mes (o hasta el último día del mes en que finalice el estado de alarma), los trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuyas actividades queden suspendidas por el RD 463/2020 o cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad siempre que cumplan los siguientes requisitos:

  • Estar afiliado y en alta en la fecha de la declaración del estado de alarma
  • En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida por el RD 463/2020, se deberá acreditar la reducción de su facturación en al menos el 75%
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas de la Seguridad Social. No obstante, para el caso de deber alguna cuota, el órgano gestor permitirá que dicha situación quede regularizada en el plazo improrrogable de 30 días naturales.
  • La cuantía de la prestación se determinará aplicando el 70% a la base reguladora
  • El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado
  • La percepción será incompatible con cualquier otra prestación del la Seguridad Social

 

Plazo de duración:

Estas medidas estarán vigentes mientras se mantenga la situación extraordinaria derivada del COVID-19

OTRAS MEDIDAS:

  • El Trabajo a distancia deberá ser prioritario frente a cesación temporal o reducción de la actividad.
  • Las personas trabajadoras por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado respecto de familiares hasta el segundo grado, tendrán derecho a acceder a la adaptación de su jornada o reducción de la misma cuando concurran una serie de circunstancias y siempre que sea para evitar la transmisión comunitaria del COVID-19.